Museu de Solsona

Calcolítico

Prehistòria

En el período calcolítico (2800 a. C. – 2200 a. C) se empieza a utilizar los metales (cobre, oro, plata y plomo) y a fabricar un tipo de cerámica llamada campaniformepor su forma de campana invertida. Se observa un perfeccionamiento en la elaboración de las herramientas de trabajo ya conocidas en el Neolítico y se empiezan a fabricar puntas de flecha, puñales y agujas de cobre, que se trabajaba en frío.

Sus habitantes vivían en pequeños poblados y, ocasionalmente, en cuevas y abrigos. Se intensificó la práctica de la agricultura y la ganadería y la utilización de sus derivados (pan, cerveza, queso, etc.).

Se seguía enterrando los muertos en cajas de losas, que ahora son más grandes, se construyen a nivel del suelo y se cubren con un montón de piedras o túmulo: los dólmenes. Algunas de estas tumbas incorporaban un corredor de acceso al sepulcro. Eran tumbas colectivas, donde se hacían enterramientos de forma sucesiva en el tiempo. En este período también hallamos enterramientos colectivos en abrigos, simas y cuevas pequeñas.  El difunto se seguía enterrando con sus herramientas y útiles de la vida cotidiana (el ajuar).

La mayoría de materiales calcolíticos expuestos en el museo también proceden de yacimientos arqueológicos de carácter funerario. Muchos de ellos son de los megalitos excavados por Mn. Serra Vilaró a mediados del siglo XX y que aparecen publicados en su libro La civilització megalítica a Catalunya, como, por ejemplo, el dolmen de Llanera, o bien de abrigos sepulcrales, excavados también por Mn. Serra y publicados en El vas campaniforme, como, por ejemplo, el abrigo de Aigües Vives.

Obras de la visita

Ús de cookies

Aquest lloc web utilitza cookies per millorar la vostra experiència d’usuari. Si continueu navegant, esteu donant el vostre consentiment per l’acceptació de les cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies